MEDICINA PREVENTIVA

La medicina preventiva es el aspecto de cuidado veterinario que nos permite anticipar y evitar posibles estados de enfermedad. Los animales silvestres a menudo no manifiestan signos clínicos hasta que el estado de la enfermedad está, altamente avanzado y mas allá del tratamiento. El estrés ocasionado por las condiciones de cautiverio,  complica el tratamiento médico.

Los cuidados preventivos incluyen procedimientos que pueden ser usados:

  1. Protección de enfermedades existentes (exámenes físicos, exámenes de materia fecal, etc.)
  2. Proporcionar una protección contra la exposición hacia determinadas enfermedades  (desparasitación).

El Programa de Medicina Preventiva se encuentra compuesto por:

  • Programa de Control Parasitario.
  • Programa de Control Reproductivo.
  • Programa de Análisis Microbiológico de Aguas.
  • Programa de Análisis Microbiológico de Alimentos.
  • Manejo de Historias Clínicas Dentales.

EXÁMENES FÍSICOS

A la mayoría  de los animales de la colección de un zoológico, comúnmente se les hace exámenes físicos anuales, éstos consisten en los siguientes puntos:

  • Examen general de la condición del cuerpo, piel y músculo.
  • Peso estimado actual, examen de ojos y oídos
  • Examen de cavidad oral y nasal. Profilaxis dental si es necesario
  • Examen sanguíneo para tener perfil sanguíneo
  • Raspados cutáneos
  • Coprológico
  • Urianálisis
  • Radiografía
  • Hisopados Vaginales en hembras

La importancia que tiene cada uno de estos datos es que existen muy poca información sobre valoración fisiológica, constantes y valores hematológicos y clínicos en la actualidad, por lo que se debe realizar periódica y rutinariamente diferentes tipos de exámenes, inclusive en animales completamente sanos, para cuando sea necesario poder utilizarlos comparando valores normales con los que un animal enfermo nos puede entregar, y facilitar un diagnóstico.